Mito vs realidad

¿Mito vs realidad?

¿Tener un hijo superdotado es motivo de estar alegre? La verdad que es un término más bien desconocido, muy mitificado por las películas, las series…donde la realidad está más bien lejos.

Quien ha conocido a algún niño con altas capacidades bien sabe que no es oro todo lo que reluce. Fijaros los datos que nos dicen las estadísticas:

  • El 60% de los niños superdotados obtienen mal resultado académico y aparecen problemas de conducta.
  • De ese 60%, el 80% se termina convirtiendo en fracaso escolar, llegando a abandonar los estudios antes incluso de obtener el título de Bachillerato.
  • Hasta el 20% de los niños superdotados, que no consiguen tener un diagnóstico certero y no se hace con ellos una adaptación a sus necesidades educativas especiales, pueden desarrollar un trastorno mental subyacente.
  • Un 3% de los niños es superdotado, pero el número de ellos que es detectado como tal no llega ni al 1%. Esto depende mucho de la comunidad autónoma donde nos encontremos y el centro educativo en cuestión.

Por otro lado están las típicas expresiones que más de una vez hemos oído de cara a estos niños. Éstas son algunas de ellas:

  • “Si son tan listos que se ayuden solos”. A los diamantes es necesario pulirlos para que adquieran su alto valor comercial. La capacidad de comprensión y razonamiento que tienen estos niños va por encima de lo normal y suelen sentirse diferentes a los niños de su edad y además no entender porqué lo son.
  • “Eso son los padres que les estimulan y se adelantan a las cosas del colegio”. Bien es cierto que los padres tienen un papel muy importante en esto de la educación y ofrecer nuevos conocimientos, pero también es verdad que hace falta tener una maduración mental suficiente para aprender determinados conceptos y si no la hay, no se aprenderá antes de lo esperado.
  • “Lo que hay que trabajar es ese problema de comportamiento, si es inteligente es menos importante en este momento” La verdad es que si cogen los conceptos académicos antes que la media de su clase, al final se terminarán aburriendo y sin una adecuada estimulación, pueden llegar a portarse mal en clase por la falta de interés.
  • “Si fuera superdotado tendría notas brillantes” Si se les consigue motivar adecuadamente quizás sea así. A todos nos pasa que lo que no nos llama la atención nos resulta mucho más difícil hacerlo y su tolerancia a la frustración suele ser baja además, ya que no suele costarles esfuerzo lo que realicen y eso también hay que aprenderlo.
  • “Lo que hay que hacer si es tan inteligente es adelantarle de curso”. En realidad esta es una de las últimas medidas que se deben llevar a cabo con este colectivo. Pero eso lo veremos en la próxima entrada de este blog relacionada con el tema.

Por eso, con una serie de artículos en esta sección, nos proponemos:

  1. Destruir el mito del Superdotado.
  2. Ayudar a aumentar los diagnósticos certeros de este tipo de niños.
  3. Dar pautas de una estimulación más personalizada y adaptada.
  4. Recursos para desarrollar competencias en este aspecto.
  5. Resolver las principales dudas que vayan surgiendo.
Author Info

Alicia Martínez Montesinos

Psicóloga, con formación específica en la rama de la psicología clínica y de la salud. Atiendo a niños, adolescentes y adultos. Algunos de los campos donde trabajo son: terapia individual con niños y adultos, psicogerontología, psicología de emergencias, superdotados, talleres grupales, cursos de formación especializada…

No Comments

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies