Acudir al psicólogo es una decisión que no siempre es fácil. Primero como decisión propia y muchas veces también porque nos preocupa el qué dirán los demás al respecto. Muchas veces se oye un “yo no estoy loco”, otras quizás es porque la persona no es capaz de ver el problema.

Éstas y otras muchas situaciones personales son las que se nos plantean a la hora de acudir a un psicólogo, pero… ¿qué perdemos por probar?

Para dar algunas pistas de qué temas se pueden tratar dentro de una consulta de psicología, aquí van algunas de las demandas más generales:

  1. Crecimiento personal
  2. Autoestima
  3. Habilidades sociales y problemas de timidez
  4. Duelo y duelo patológico
  5. Desahogo emocional
  6. Psicoeducación
  7. Trastornos del estado de ánimo
  8. Trastornos de ansiedad
  9. Problemas de pensamiento y obsesiones
  10. Trastornos del sueño
  11. Trastornos sexuales
  12. Trastornos del control de impulsos
  13. Trastornos adaptativos
  14. Trastornos de la personalidad

Es posible que si eres una persona que esté pensando si necesita o no ayuda psicológica, te puedas ver identificado en alguno de los guiones anteriores, pero esos son sólo algunos ejemplos, cada persona es única y por lo tanto es posible que no te veas reflejado en ninguno de los anteriores y aun así seguirte planteando acudir a un psicólogo. Por eso es importante hacer una primera consulta con el especialista para que la orientación sea más certera y personalizada.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web y crear una mejor experiencia para usted y poder analizar el tráfico de nuestra web. Puede aceptar el uso de esta tecnología o administrar su configuración y poder rechazarla, y así controlar completamente qué información se recopila y gestiona a través de los botones habilitados al efecto. Para obtener más información al respecto, puedes consultar nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies